Recogiendo el sudor y transformándolo en alimentos de vida



Somos mujeres campesinas, indígenas, originarias de la comunidad: Poopó, Realenga, Oruro. Nuestro proyecto de resiliencia y recuperación económica quiere revalorizar el trabajo de las mujeres en el campo, con acciones comunitarias y de complicidad entre mujeres para promover la defensa de la vida desde la alimentación orgánica.

Resultado 1 Una red de apoyo y complicidad entre mujeres de diferentes comunidades, que realizan trabajos comunitarios, trueques de alimentos, capacitación, la sensibilización y la promoción de derechos de las mujeres.

Resultado 2 Implementado un huerto comunitario de producción orgánica y un vivero agroecológico con plantas medicinales.

Resultado 3 Comercializados los productos con valor agregado en ferias y con canastas de alimentos, que servirán para la reinversión en semillas, la recuperación económica de las mujeres y la valoración de su trabajo en el campo.

Logramos posicionarnos como red de mujeres en las comunidades, antes pensaban que estábamos dividiendo a las comunidades, ahora nos ven como referentes en la defensa de la Madre Tierra, las comunidades nos piden sumarnos a las luchas y como somos de diferentes comunidades hacemos más fuerza.

La Red nació en 2013, luego de participar de un encuentro nacional de mujeres afectadas por empresas mineras, decidimos articularnos porque compartimos las mismas demandas ya que la minería está afectando nuestras vidas y estamos cansadas que las decisiones las tomen solo los hombres sin considerar que somos las mujeres las responsables tanto del cuidado de la familia, la producción y quienes tenemos que aguantar los impactos negativos de la minería, estamos expuestas a problemas de salud, afecta a nuestro trabajo en el campo y hay desconocimiento de las autoridades de Estado. Nos hemos articulado en la RENAMAT buscando soluciones a los problemas ambientales y para mejorar nuestras condiciones de vida.

Cansadas de que las decisiones las tomen los hombres sin considerar que somos las mujeres quienes tenemos a cargo el cuidado de la familia y que tenemos que aguantar los impactos negativos de la minería, creamos en 2013 Renamat.