Voy al mercado, no me tardo



El distrito 5 de la ciudad de Sucre tiene uno de los índices más altos de violencia hacia la mujer. Durante la pandemia, las denuncias se redujeron. Las mujeres se vieron impedidas de buscar ayuda, por control por parte de sus agresores.

¿Qué espacios tienen las mujeres para denunciar actos de violencia?
Se buscó llevar la ayuda hacia ellas, hacia los espacios destinados históricamente hacia las mujeres, utilizando las artes que han sido culturalmente encasilladas como un espacio femenino. El documental “Voy al mercado, no me tardo” busca captar el proceso vivencial de 24 vendedoras del Mercado San Antonio en su proceso de formación como enlaces entre las víctimas y los servicios de atención a mujeres. Pero sobre todo queremos mostrar el viaje de las caseritas, que buscando a prender a bordar para ayudar a sus hijas en las tareas del colegio se adentraron con desconfianza a la temática, pero poco a poco se fueron abriendo, aprendiendo, desnaturalizando hechos de violencia y compartiendo sus experiencias, convirtiéndose en la esperanza, ante la falta de compromiso del Slim y así conformaron la primera de plataforma de caseritas

Los trabajos en los talleres, los testimonios los cambios en el mercado fueron grabados. Desde las puntadas a las cuestionantes, de los lazos que componen las obras y los lazos que se forman en la plataforma. Pero no será la última.

LA ORGANIZACIÓN
El Cuarto desordenado

Trabajamos en audiovisual cultura en general. La organización se constituye en tres sectores. El Cineclub, la Productora audiovisual y la Gestión de Proyectos. Los tres sectores han gravitado temáticas de género desde el inicio.