Apthapi Jopueti Fondo de Mujeres
Hay un fondo
para tu iniciativa
¡Por que los derechos de la mujer valen!

Edicion Nº 1: Boletín 5, L a Paz - Bolivia 20 de Junio de 2012

LOGROS Y DESAFIOS DE LOS PROYECTOS DEL FONDO


“Todos los días en distintos lugares del mundo, cuando las mujeres defienden sus derechos humanos- en sus hogares, en el trabajo o en espacios públicos- se les dice que se están comportando en forma inadecuada, que están furiosas, hacen demasiado ruido, son agresivas, “se salen de su lugar” y son quejosas. La historia nos muestra que la lucha contra el sexismo, la injusticia, la discriminación, las dictaduras y la violencia no se gana con reservas, dudas, pocas ambiciones y silencio. Muchas veces tienes que pelearte y ser audaz, tienes que ser prepotente.”  (Boletín del Fondo Mama Cash)

 

Mujeres urbano populares, indígena originario campesinas, feministas y  grupos en defensa de sus opciones sexuales o genéricas, junto con activistas de los derechos de las mujeres sienten que con el apoyo del Fondo de Mujeres Bolivia Apthapi Jopueti,  la lucha por sus derechos, la puesta en la mesa del debate de sus demandas son una realidad palpable.

Desde el Fondo Apthapi Jopueti celebramos que los proyectos a los que apoyamos sean ambiciosos,  luchadores, audaces, y las siguientes entrevistas realizadas a dos personas líderes de sus proyectos son un reflejo de esas nuevas visiones, de voces acalladas durante tanto tiempo. Los enfoques son polémicos generan debate, y en el Fondo Apthapi Jopueti creemos que el debate alimenta la democracia.

Nuestro cuerpo se convierte en un sitio político y de interpelación y cuestionamiento a la sociedad

ORGANIZACIÓN: Comunidad Diversidad (Familia Galán) es una organización del colectivo Travestis, lesbianas, gays, y bisexuales  (TLGB) que viene realizando diferentes acciones desde hace muchos años en defensa de los derechos sexuales y genéricos, se inició como un grupo de personas autodenominado la familia Galán, que interpelaban en los espacios públicos  a través de su transformación. El grupo actualmente es apoyado por el Fondo Apthapi Jopueti para presentar una muestra museográfica de la  “La china morena, memoria histórica”.

En es este boletín entrevistamos  a David Aruquipa, responsable del proyecto en búsqueda de conocer  como el grupo pretende rescatar, desde la cultura,  el aporte que hicieron en las fiestas folklóricas bolivianas los grupos de travestis de los años 60 y 70.


D.A: Legalmente me llamo David Aruquipa, pero desde hace 12 años he asumido políticamente mi nombre de Dana Galán como parte del colectivo de la familia Galán

  ¿Quiénes son la familia Galán y que hacen?

D.A: En el 2003 algunas instituciones y la episcopal deciden hacer una marcha a favor de la familia y en contra de la aprobación de la ley de los derechos sexuales y reproductivos, fue cuando decidimos hacer una contramarcha, los feligreses eran unos 600, y nosotros éramos cinco, pero transformados de curas papistas y monjas con babydoll y tacones, cuando nos cruzamos con la marcha de los feligreses la prensa nos atacaba más a nosotros, nos querían entrevistar, al día siguiente salimos en todos los periódicos al mismo nivel que los 600 feligreses, “y ahí nos dimos cuenta el poder que tienen los tacos, y que estos tienen que ser cada vez más altos” .

 La cobertura mediática y la atención fue total, ahí empezamos a realizar una serie de acciones políticas a favor de estos temas. “Nuestra posición es clara no somos mujeres pero si usamos estas herramientas para desestabilizar al otro, nuestro cuerpo se convierte en un sitio político y de interpelación y cuestionamiento al otro y sirve para el diálogo, porque me preguntan quién eres, de dónde eres, qué eres?”

¿Cómo iniciaste esta lucha en defensa de tus derechos?

D. A: He empezado a abrir espacios a partir de mi historia, mi rebeldía, mi cuestionamiento  usando el transformismo como un escenario de lucha que se anclaba en mi cuerpo, por eso creo que el primer escenario de debate, de discusión, de interpelación al otro es el cuerpo de cualquier persona, porque ahí se ve la rabia, la ira , el amor, la denuncia “ por eso el cuerpo que valga y si este cuerpo tienen que atropellarlo en este país por hablar, pues entonces que lo acribillen, pero no voy a vivir callado”.

  ¿Cómo nace el proyecto de la china morena?

D.A: Cuando empezamos a bailar en el carnaval como whapuris la gente empieza a compararnos y contarnos sobre Barbarela, Ofelia, Titina y tantas otras que bailaban en las entradas en los años 60 de chinas morenas, nosotros no teníamos idea de que existiesen antes que nosotros, otros travestis en las fiestas folklóricas.

Una vez iniciadas las investigaciones nos dimos cuenta de que era un aporte muy importante al folklore, ya que ellas crearon al personaje de la china morena, entonces me di cuenta de que este tema debería ser informado a nivel país, porque es parte de nuestra cultura popular del folklore boliviano, así iniciamos el rescate de la muestra museográfica y lo que hoy se convirtió en un libro. 

¿Qué logros se han conseguido con este proyecto y cuáles son los desafíos que quedan?

D.A: Nosotros hemos logrado, a partir de este proyecto, el reconocimiento en el Ministerio de Culturas del personaje de la china morena. Con esta acción articulamos a estas personas que en los años 60, 70 fueron perseguidas, encarceladas, acosadas por ser travestis,  en una historia que indudablemente es de lucha  y evidenciamos que esta lucha no ha sido en vano, ahora el país las reconoce y respeta, ese es un logro de vida para las personas que abrieron el camino a nuevas generaciones.

El desafío es no pensar en los proyectos como tareas o números a cumplir, sino como su nombre lo dice es como hacer un proyecto de vida hacer algo en lo que crees en lo que pongas pasión. Este proyecto se ha realizado desde la provocación, desde el sentimiento, desde la lágrima, desde la emoción entonces por eso creo que los proyectos deberían partir desde ahí, desde donde se cambian las mentalidades y el mundo, nosotros creemos en eso y seguiremos en la lucha desde esta línea”.

  

 


Las mujeres de Umala ya entendemos cómo podemos ser más activistas en cuanto a la lucha de nuestros derechos

 

La siguiente entrevista es a la secretaria ejecutiva de la organización Central Agraria de mujeres indígenas originarias del municipio de Umala “Bartolina Sisa" Andrea Gutiérrez, la organización se dedica a fortalecer la participación de las mujeres para la toma de decisiones en lo político, social y productivo económico. 

El proyecto que apoya el Fondo Apthapi Jopueti se denomina “Fortalecimiento de las mujeres del Municipio de Umala para la toma de decisiones en lo político, social y productivo – económico” el mismo busca capacitar a las mujeres del municipio de Umala, para que puedan ser lideresas y dirigentas y así participar en la toma de decisiones y propuestas de políticas municipales.


  ¿Qué implica ser dirigenta y líder de su comunidad como mujer?

A.G: Ser dirigenta es mucha responsabilidad porque tengo que hacerme cargo de mi familia, pero también de ir a todas las reuniones y buscar mucho apoyo para nuestra comunidad, a veces las audiencias son hasta tarde y no podía volver a mi casa, pero yo me siento tranquila y feliz porque creo que le he servido a mi pueblo

   ¿Qué la motivó a realizar este proyecto?

A.G: Lo que yo quería era que mis hermanas tengan la capacidad de expresarse, de comunicarse, de poder ir a oficinas, ahora poco a poco ellas se van dando cuenta de muchas cosas. Con estas capacitaciones ya entendemos lo que es la política y cómo podemos ser más activistas en cuanto a la lucha de nuestros derechos y cómo podemos participar en niveles políticos, para exigir progreso para nuestra comunidad, como mujeres ya podemos exigir sobre la educación de nuestros hijos, sobre el buen trato que merecemos en las postas de salud, nosotras velamos por nuestros hijos y por la comunidad, entonces debemos exigir buenos servicios.

   ¿Cuáles han sido los mayores logros que ha visto a partir del proyecto?

A.G:  Estos talleres sirven para la vida diaria, nosotras salimos a las 6 de la mañana y llegamos a las 7 de la noche del pasteo, ahora que tienen los talleres dejan la responsabilidad a sus hijos/as, a sus maridos, entonces ese tiempo que usaban para trabajar para su familia están usando un poquito para crecer y aprender ellas como mujeres, y se dan cuenta de la importancia de salir de sus casas, de conocer otras mujeres, de apoyarnos entre nosotras, les gusta mucho al final cualquier cosa hacen para ir al taller y cada vez participan más.

   ¿Cuáles han sido los mayores obstáculos que ha tenido el proyecto?

A.G: Los obstáculos sobre todo nos ponen los hombres, ellos no  dejan ir a sus mujeres a los talleres,  no entienden porque estos talleres son sólo para mujeres, sin embargo, cuando los hombres van no dejan hablar a las mujeres, como ellos saben de todo y están más capacitados sólo ellos hablan, y las compañeras se cohíben y no quieren participar en nada.

    ¿Qué es lo que falta para que las mujeres de su comunidad sigan avanzando?

A.G: Creo que nos falta mucho por avanzar, tenemos que concientizar bien a las hermanas para que no fallen ni se dejen manipular sobre todo por los hombres, si están fortalecidas no se  dejan callar por los hombres, ahora estamos como en 2º básico, yo creo que deberíamos llegar hasta un 6º curso para estar totalmente fortalecidas y capacitadas,  y no dejar que los hombres nos hagan a un lado en la toma de decisiones que nos dejen participar y expresarnos aunque no tengamos muchos conocimientos poco a poco nos estaremos fortaleciendo.

Mujeres de Umala con sus propuestas ante el Municipio


Teléfonos: (591 2) 291 1616 y 291 1888
 Celular: +591 72000874 

Av. Arce Nº 2314 Edif. Fundación Federico Demmer Piso 4 Of. 8 

La Paz - Bolivia

www.fondodemujeresbolivia.org.bo

apthapi.jopueti@fondodemujeresbolivia.org.bo